Estás navegando por el archivo de reforma ley emprendedor.

“Segunda oportunidad” empresarial – la valentía de volver a empezar tras un tropiezo

el mayo 18, 2013 en Consultoria, Formacion

“Segunda oportunidad” empresarial – la valentía de volver a empezar tras un tropiezo
MADRID, 15 de MAYO de 2013 – LAWYERPRESS
Por Isabel Vilaverde, socia directora Unión de Emprendedores

En torno al 90% de las empresas Europeas son de reducida dimensión, en España más del 95% lo son, estas empresas son muy vulnerables y tienen muy poca capacidad de respuesta ante la evolución y el medio cambiante en que se mueven.

El 50% de las iniciativas emprendedoras en España, no superan los cinco años de vida.

Los motivos de que esto sea así en Europa, esta muy relacionado con el miedo a crecer, ante el vértigo que produce el miedo al fracaso.

La mayoría de las empresas de gran dimensión en Europa, se crearon en el siglo XIX y de las creadas en el siglo XX, lo hicieron con más intensidad antes de 1950. Las grandes guerras dejaron un poso de inestabilidad que ha provocado este miedo a asumir riesgo.

En Europa y en especial en España, hacemos una mala gestión del fracaso, en realidad el fracaso no deja de formar parte de la normalidad. Es un posible resultado al desarrollar una nueva idea emprendedora. Esta mala gestión lleva a que el 64% de los emprendedores que fracasan, abandonan la idea de emprender, perdiéndose de esta manera su experiencia.

Cuando analizamos figuras de éxito empresarial, en todas ellas observamos que vivieron experiencias de fracaso y aprendieron de ellas, por ejemplo Henry Ford fracasó y quebró cinco veces hasta que finalmente tuvo éxito, Bill Gates creo Traf-O-Data y fracasó , aprendió que no siempre la primera idea es la ganadora y que el éxito consiste en perder el miedo al fracaso.

La segunda oportunidad es una práctica mucho más habitual en países con cultura emprendedora consolidada, como Estados Unidos, donde el apoyo al emprendedor es realmente efectivo y así lo demuestran sus estadísticas.

Parece que el Gobierno en el Proyecto de Ley de Apoyo al Emprendedor intenta dar una balón de oxigeno a aquellos emprendedores que tras su fracaso, se encuentran ante un endeudamiento que imposibilita poder llevar a efecto nuevas ideas. La experiencia pone de manifiesto que las segundas oportunidades, suelen ser más exitosas, crean empresas de mayor dimensión y con más perdurabilidad.

Tendremos que esperar a ver como se materializa, pero en principio la idea va orientada a:

– Un proceso de mediación, al que los acreedores se verán obligados a concurrir, se negociara una quita y una demora en el plazo. Para que el acuerdo tenga efecto, deberá ser aprobado por la mayoría de los acreedores. No estarían obligados a aceptar dichos acuerdos, las deudas con garantía hipotecaria. Los organismos públicos lo harán en cuanto a la demora en el plazo pero no se verían afectados por la quita.

– En caso de que no fuera posible llegar a un acuerdo en el proceso de mediación, la idea es simplificar los tramites y los costes del concurso de acreedores, en el que se verá inmerso el deudor, bien, porque lo presente el mediador por falta de acuerdo, o bien porque lo presente el propio deudor si no ha utilizado la vía de la mediación.

La idea es un granito de arena que desde luego viene en ayuda del emprendedor que se encuentra ante un estrangulamiento financiero producto de su fallida iniciativa empresarial. Pero es necesario que se vea acompañada de las otras medidas que se contemplan en el Proyecto de Ley de Apoyo al Emprendedor y su Internacionalización , y de un cambio de mentalidad donde el emprendedor que fracasa no sea visto como un proscrito, si no, alguien con la experiencia suficiente como para no repetir errores y aprovechar la ventaja que le otorga el conocimiento especializado obtenido.

Animated Social Media Icons Powered by Acurax Wordpress Development Company
Visit Us On FacebookVisit Us On Twitter
Abrir la barra de herramientas